Cuidados y como plantar papaya

cuidar-papaya

El árbol de papayo crece en regiones de clima cálido y tropical, es fundamental para el desarrollo de esta planta tener las condiciones ambientales adecuadas.  Si el medio ambiente es el correcto se obtendrán papayas de buena calidad, tamaño y sabor en cambio sino serán pequeñas y de mala calidad. La papaya necesita de una temperatura promedio de 20 a 22 grados, y un ambiente con humedad y poco frio para que pueda desarrollarse correctamente.

Esta planta no resiste el frio intenso ni las heladas. No es demasiado exigente con el suelo pero debe ser ligero, blando, rico en humus y con buen drenaje para que las raíces no se pudran por acumulación de agua. El suelo debe estar siempre con humedad pero no en exceso.

Se puede multiplicar y cultivar esta fruta mediante esquejes que se sacan del árbol cuando tiene por lo menos 3 o 4 años no antes. Se deben cortar ramas con brotes de 30 cm que luego se plantan en una maceta con tierra húmeda. La cual debe ser ubicada para que reciba sol, y este resguarda del frio y del viento para que pueda crecer bien. Luego que la planta tiene un tamaño mediano, de más de 15 cm se puede pasar a tierra para que pueda desarrollarse completamente.

plantar-papaya

Otra forma simple de cultivar el papayo es mediante las semillas que deben provenir de arboles femeninos fecundados por otros masculinos o que sean hermafroditas para que resulte este método.  La germinación lleva pocos días y su crecimiento es rápido aunque tarda unos años para lograr la madurez y que dé frutos.

El papayo necesita de un riego moderado para que la tierra este siempre húmedo pero no se haga charcos de agua. Si hay precipitaciones naturales en la zona se debe regar aun menos.  Existen plantaciones comerciales enormes de esta fruta para luego venderla ya que es muy popular la papaya no solo para consumirla por su agradable sabor sino por cuestiones medicinales.

Hay que tener cuidado con algunas plagas que pueden afectar al papayo la mayoría son insectos que pueden dañar o arruinar la planta completamente. Si se observan bichos aunque sean pequeños se debe consultar a un profesional.

 

Subir